Los golpes en el fútbol americano pueden afectar la visión

Está claro que el fútbol tiene un problema con las conmociones cerebrales y el daño cerebral. Pero más y más obras insinúan que los golpes constantes a la cabeza, incluso aquellos que no provocan conmoción, pueden conllevar problemas más adelante. Ahora, una investigación nueva sugiere que los golpes de “subconmoción” (o sea, aquellos que no provocan conmoción) podrían afectar la visión.

En un estudio publicado el 12 de mayo en la revisión JAMA Ophthalmology, investigadores de la Universidad de Temple y otras partes hallaron que los jugadores de fútbol americano colegial quienes recibieron muchos golpes tenían una capacidad reducida para enfocar objetos cercanos a sus ojos, en comparación con sus pares que no fueron tan golpeados.

En el artículo, los científicos midieron la cantidad y la intensidad de los golpes que 29 jugadores de fútbol americano colegial recibieron en el transcurso de cinco prácticas de entrenamiento de contacto total, mediante colocar acelerómetros en los protectores bucales de los atletas. Luego clasificaron a los jugadores en una categoría de alto o bajo impacto. Después, llevaron a cabo lo que se conoce como prueba de “punto próximo de convergencia” (PPC), la cual mide la capacidad de una persona para enfocar un objeto conforme se acerca más y más a los ojos. (La PPC mide la distancia en la cual un objeto ya no puede ser enfocado sin visión doble, por lo que resultados más bajos son mejores.) Aquellos en el grupo de alto impacto tuvieron una capacidad reducida para enfocar objetos más cercanos a sus ojos después de las prácticas —y por lo tanto tuvieron resultados más altos— en comparación con aquellos que fueron menos golpeados.

Cuando un objeto se acerca demasiado, los ojos al final no pueden conservar su “convergencia” y ocurre la doble visión. En ese punto, “los músculos y nervios alrededor de los ojos no son capaces de conservar el foco en un solo objeto”, dice Dianne Langford, neurocientífica de Temple y autora principal del estudio. Conservar el foco requiere de una calibración cuidadosa de estos nervios y músculos. Esta capacidad finamente ajustada disminuye gradualmente con la edad, y es sensible al daño cerebral; una obra anterior mostró que las conmociones provocan un aumento significativo en el resultado de la PPC. Este es el primer estudio en mostrar que lo mismo puede suceder, aunque a un grado mucho menor, con los golpes constantes de “subconmoción”.

Incluso dentro del grupo de alto impacto, quienes fueron golpeados más veces tenían un grado mayor de alteración en su capacidad de enfocar a corta distancia.

Langford dice que ellos no saben con seguridad lo que provoca el cambio en la visión, pero podría deberse a lesiones en el bulbo raquídeo resultantes de la torsión rotatoria al recibir golpes duros.

No obstante, es importante señalar que tres semanas después de que terminaron las prácticas de contacto total, los resultados visuales mejoraron y regresaron a sus niveles de partida, dice Langford. Pero ella añade que le preocuparía el que alguien experimente este grado de contacto por muchos años, o toda una carrera. “En realidad no estoy segura de cuál podría ser el resultado”, dice ella. “Es como si se te contrae un músculo, cuando descansas, te recuperas. Pero si continúas [recibiendo golpes constantes en la cabeza] una y otra vez, no sé si habrá una recuperación total”.

Hay limitaciones en el estudio. Fue relativamente pequeño, incluyendo solo 29 jugadores. Y los cambios en la visión fueron subclínicos; ninguno de los atletas se quejó de síntoma alguno después de las prácticas, y no notaron cambio alguno en su visión.

“Por lo tanto, uno se pregunta si estos cambios son clínicamente significativos”, escriben los médicos Andrew Lee y Steven Galetta, respectivamente del Hospital Metodista de Houston y el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York, en un comentario publicado junto con el estudio.

Aun así, se suma a un cuerpo de obras las cuales sugieren que los golpes constantes de subconmoción, experimentados durante años, pueden provocar daño cerebral. Por ejemplo, algunas investigaciones han insinuado un vínculo entre una historia de impactos de subconmoción y la encefalopatía traumática crónica, una enfermedad degenerativa y progresiva del cerebro, dice Langford.

“Si los hallazgos de este estudio se confirman, dará un mayor impulso para limitar las prácticas de contacto total en deportes de colisión”, escriben Galetta y Lee.

Dinero
Mundo
Nacional
  • Ladrones de historia y belleza

    A escala regional, México es uno de los países con mayor saqueo. Bajo la actual administración, cada día ha sido robada una pieza, que forma parte del patrimonio nacional, para su venta en el mercado internacional.

    Leer Más
  • Detienen a segundo plagiario de la española María Villar

    Luego del secuestro y asesinato de la española María Villar, las autoridades detuvieron al presunto segundo involucrado.

    Leer Más
  • PGR Foto: Internet

    Ofrecen recompensa para localizar a 12 personas

    El gobierno de México ofrece hasta un millón y medio de pesos a quienes proporcionen información que coadyuve a la localización de 12 personas, así como a la detención de sus captores.

    Leer Más
  • Detienen a líder de Cártel Foto: Internet

    Detienen al líder del Cártel del Noreste en NL

    La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) dio otro golpe al Cártel del Noreste (CDN), en esta ocasión al capturar a su líder máximo en Nuevo León, identificado como Gerardo Elías Matamoros Garza, informó la Procuraduría de Justicia del Estado.

    Leer Más
  • Arturo Muñoz Foto: Internet

    Aseguran a sujeto que mató a niña hace 22 años en Iztapalapa

    Investigaciones de gabinete y campo realizadas por la Fiscalía de Mandamientos Judiciales de la Procuraduría General de Justicia capitalina permitieron ubicar a Arturo Muñoz Piñón, contra quien existía una orden de aprehensión por los delitos de homicidio, en agravio de una niña de dos años, ocurrido el 7 de septiembre de 1994 en una vivienda ubicada en la delegación Iztapalapa; y de corrupción de menores en perjuicio de las hijas y hermanos de su entonces concubina.

    Leer Más