¿Los rebeldes de Ucrania están construyendo una bomba sucia?

A menos de una milla detrás de la línea de frente de los rebeldes al este de Ucrania, los almacenes abandonados de la fábrica química de Donetsk se extienden a través de una amplia zona suburbana al occidente de la ciudad.

Las casas que lo rodean muestran las cicatrices de los bombardeos de artillería del año pasado. Bloques enteros de apartamentos se han quemado, y edificios de poca altura se quedaron sin techo y están llenos de agujeros de metralla. Los residentes ancianos vagan por las calles devastadas del distrito Oktyabrsky de Donetsk, por ahora ajeno al estruendo de la artillería que estalla a tan sólo unos cientos de metros de distancia. Tampoco están conscientes de otro grave peligro que yace en lo profundo del terreno de esa planta química.

Dentro de los terrenos de la planta, enterrado bajo tres metros de tierra negra, se encuentra un bunker de hormigón y acero de 20 metros de largo, 10 de ancho y 3 de profundidad. Los científicos soviéticos diseñaron y construyeron sus murallas reforzadas en 1961. Alberga cerca de 12 toneladas de residuos. De 1961 a 1966, las instalaciones de investigación, industriales y médicas de la URSS vertieron en ese sitio sus materiales radiactivos más peligrosos, y entonces se selló. Un año más tarde, la información sobre el contenido desapareció. "Los datos sobre el tipo exacto de materiales radiactivos han estado perdidos desde 1967", dice Vladimir Perevoznik, director técnico de Radon, la empresa estatal ucraniana responsable del sitio antes de que fuera capturado por los rebeldes. "Lo que sí sabemos es que hubo cesio, cobalto, estroncio 90 e itrio 90."

La mayor parte de los residuos consiste, probablemente, en isótopos de cesio, explica Perevoznik. Tienen una vida útil de entre dos y 2.3 millones de años y se utilizan a menudo en tratamientos médicos por radiación, o en el sector de la construcción para medir los niveles de humedad o espesor de los muros. Pero incluso una pequeña cantidad de cesio puede ser letal sin una carcasa protectora. "Un pequeño dispositivo con cesio 137, del tamaño de una pluma, se perdió durante la construcción de un edificio en Kramatorsk [una ciudad en la región de Donetsk] en la década de 1980", dice el profesor Konstantin Loganovsky, jefe del departamento de Psiconeurología Radiactiva del Centro de Investigación Nacional de Medicina Radiactiva de Ucrania. "Cuatro niños murieron de leucemia, dos adultos murieron, y 17 personas fueron desactivados por vida. La ampolla se mezcló con los materiales de construcción de la pared, y todo el edificio quedó expuesto".

En una inspección realizada en 2002 por la Comisión Estatal de Regulación Nuclear de Ucrania se encontró que el nivel de radiación en el búnker era extremadamente alto, de 725.2 mil millones de Becquerel. Para poner esto en contexto, cuando un tsunami golpeó el reactor nuclear de Fukushima en 2011, el gobierno japonés dijo que un nivel de radiación de cesio de más de 200 becquerel por kilogramo en el agua potable era inseguro. En las manos equivocadas, el cesio 137 podría utilizarse para provocar disfunciones orgánicas, cáncer o una muerte rápida.

En teoría, el bunker y la carcasa protectora deben hacer que los productos químicos radiactivos sean seguros, a pesar de su proximidad con la línea del frente de batalla entre las fuerzas ucranianas y los rebeldes pro-rusos. Es poco probable que pueda romperse incluso con un bombardeo pesado. "Con el fin de llegar al material en sí, es necesario romper el recubrimiento de capas de hormigón, hierro y plomo, por lo que el sitio no puede ser destruido con mucha facilidad", dice Perevoznik.

En otras palabras, lo más seguro es dejarlo tranquilo en el búnker. Sin embargo, a principios de julio, el Servicio de Seguridad del Estado de Ucrania, o SBU, entregó a Newsweek un expediente que indica que los combatientes rebeldes habían comenzado a retirar residuos radiactivos. Su información sugiere que los combatientes separatistas han reclutado a científicos de Rusia para que les ayuden a construir un arma radiactiva "sucia".

El expediente contiene tres documentos que el SBU afirma haber obtenido junto con cientos más de una cuenta de correo electrónico rebelde intervenida por piratas informáticos. Los documentos, que Newsweek no pudo verificar de forma independiente, parecen ser órdenes militares de la autoproclamada República Popular de Donetsk (DPR, por sus siglas en inglés). Escritos en ruso, instruyen a los oficiales a permitir que un grupo de especialistas nucleares de la Federación de Rusia entren en el sitio. Al parecer firmado y sellado por el primer ministro de la DPR Alexander Zakharchenko, un documento ordena al batallón rebelde Vostok que proporcione protección armada a los científicos rusos, al tiempo que instruía al Ministerio para Situaciones de Emergencia de la DPR para proporcionar vehículos para transportar los residuos y evacuar a las personas que viven a 3 km del lugar entre el 2 y 18 de julio.

Los documentos no dejan claro si los especialistas rusos son personas que actúan por su cuenta o empleados del Estado ruso. De acuerdo con las instrucciones, la eliminación de los residuos debe realizarse "para evitar un desastre ecológico."

Rosatom, la agencia nuclear estatal rusa, negó el envío de especialistas al sitio. "No hubo solicitudes oficiales [dirigidas a nosotros] para prestar servicios a Donetsk", dice Andrei Ivanov, un portavoz de Rosatom. "Además, la información de que hay residuos radiactivos en la fábrica especificada es una cuestión abierta." Ivanov añade que hay un pequeño número de empresas privadas rusas capaces de eliminar los residuos radiactivos.

El expediente también contiene un informe de un agente encubierto del SBU en Donetsk y se refiere a comunicaciones de radio y telefónicas interceptadas. Es el informe de este agente, basado en información obtenida aparentemente durante una borrachera de vodka con un combatiente independentista y transmitida clandestinamente a un controlador del SBU, lo que ha despertado los temores de que la República Popular Democrática esté trabajando en una bomba sucia. (El SBU dijo que no podía proporcionar grabaciones o transcripciones de estas conversaciones a Newsweek.)

Según el informe del agente, un miembro del batallón rebelde Somalia se jactó de que Mikhail Tolstykh, el infame líder de la unidad, mejor conocido como Givi, dijo a sus combatientes que la República Popular Democrática de "pronto tendría un arma atómica." Tolstykh es tristemente célebre por su indiscreción. Su unidad ha subido a la red una película donde él golpea y amenaza a prisioneros de guerra ucranianos en el aeropuerto de Donetsk en enero. Ha sido sancionado por la Unión Europea por su participación en el conflicto.

Yuriy Tandit, asesor en jefe de Vasily Hyrtsak, director del SBU, dijo: "La DPR planea usar material radiactivo para crear una bomba sucia con la que podría chantajear a la comunidad internacional y al gobierno de Ucrania."

El SBU afirma que la información que posee sugiere que los especialistas rusos visitaron el lugar y trasladaron algunos de los residuos a una base militar en junio.

Durante una visita a Donetsk a mediados de julio, Newsweek confrontó al Viceministro de Defensa de la DPR, Eduard Basurin, presentándole los documentos. Sentado en la terraza del Legend Café, frunció el ceño momentáneamente. Luego, con una sonrisa un tanto forzada, arrojó las impresiones sobre la mesa y pidió otra cerveza.

"Falso", dijo. "¿Por qué es falso? Se refiere a personas y unidades especiales que no existen. Y nosotros no tenemos ningún almacén." Tras presionársele, Basurin reconoció que los individuos a los que está dirigida la correspondencia son funcionarios de la DPR. Sólo los especialistas rusos no pueden ser rastreados. En el transcurso de la entrevista, hacia el final de su última cerveza dorada, la historia de Basurin comenzó a cambiar. "Todo el mundo sabe que hay un pequeño depósito con desechos", dijo. "También existía en la época de Ucrania."

Cuando se le preguntó si sabe si el búnker contiene cesio, dijo, "Tal vez. No lo sé. Había materiales denominados metales radiactivos, todo el mundo lo sabe. Pero la historia de que tenemos un almacén aquí y que firmamos un acuerdo con Rusia es falsa." Cuando se le preguntó sobre el sello y la firma de Zakharchenko, se mostró evasivo. "No conozco su firma. Pero es fácil de falsificar".

Un funcionario de la OTAN se negó a comentar, diciendo que la alianza "no está en condiciones de ofrecer una evaluación sobre la cuestión concreta planteada." Los organismos de inteligencia de Estados Unidos y del Reino Unido no han podido confirmar o negar las pruebas del expediente, pero fuentes diplomáticas dicen que el problema fue remitido a la Organización para la Seguridad y la Cooperación de Europa, que lo planteó durante las conversaciones con Rusia del 21 de julio en Bielorrusia y las repúblicas autoproclamadas de Donetsk y Luhansk. La OSCE, que tiene una misión de vigilancia en Donetsk, se limitó a decir que ha "tomado nota" del expediente.

En Donetsk, Newsweek pudo verificar que el batallón Vostok controla el acceso a la instalación de residuos. Varios civiles que viven a un poco más de 1.5 km de distancia dijeron que periódicamente se les había ofrecido ayuda para evacuar, pero que no se habían visto obligados a abandonar la zona en un momento determinado. Fuertes medidas de seguridad en los puestos de control hicieron imposible acercarnos a la planta.

Si la información del SBU es exacta, el desarrollo de una bomba sucia rebelde daría una nueva y alarmante dimensión a una guerra que se ha vuelto cada vez más salvaje y que entra lentamente a su segundo año. NU estima que más de 6,700 personas han sido asesinadas.

Aunque una bomba sucia no posee la capacidad destructiva de una bomba atómica, la amenaza de un arma de este tipo en las manos de una fuerza mal disciplinada es una perspectiva aterradora. El grado de contaminación radiactiva estaría determinado principalmente por el método de transmisión y los patrones de viento, dicen los expertos. La amenaza es mayor si los materiales radiactivos se pueden reducir a polvo y ser dispersados ??por una detonación altamente explosiva a una gran altura, o si la radiación contamina el suministro de agua. La detonación a nivel del suelo tiene pocas probabilidades de dispersar la radiación a una gran distancia. “En realidad, una bomba sucia tiene un impacto radiológico limitado", dice Loganovsky. "Pero después de una explosión, habrá caos y pánico en la sociedad. La vida normal se destruirá por el miedo al envenenamiento por radiación, por lo que es una amenaza muy importante".

A pesar de un supuesto alto al fuego, el conflicto no muestra signos de resolución, y la disciplina rebelde sigue siendo sospechosa. Conduciendo fuera de Donetsk, más allá de los puentes bombardeados de la ciudad y sus dispersas defensas antitanque, Newsweek pasó por cinco puestos de control fortificados, cuatro de ellos defendidos por un puñado de adolescentes y un par de superiores envejecidos. En el último punto de control antes del territorio ucraniano, soldados quemados por el sol se balanceaban con sus Kalashnikovs, visiblemente borrachos. Una prostituta solitaria se mantenía cerca, vestida con botas altas blancas y poco más.

"Esta guerra no terminará hasta que tengamos la totalidad de las regiones de Donetsk y Luhansk," dijo un combatiente separatista. "Mandaremos a los ‘Ukrops’ de vuelta a Kiev."

Pero con el apoyo de Rusia silenciado mientras el presidente Vladimir Putin utiliza el acuerdo nuclear de Irán para negociar un deshielo en las relaciones con Occidente, los rebeldes tienen recursos limitados para lograr ese objetivo. Ahora Ucrania dice que una bomba sucia podría ser uno de ellos.

*Con información de Newsweek

Dinero
Mundo
Nacional
  • Ladrones de historia y belleza

    A escala regional, México es uno de los países con mayor saqueo. Bajo la actual administración, cada día ha sido robada una pieza, que forma parte del patrimonio nacional, para su venta en el mercado internacional.

    Leer Más
  • Detienen a segundo plagiario de la española María Villar

    Luego del secuestro y asesinato de la española María Villar, las autoridades detuvieron al presunto segundo involucrado.

    Leer Más
  • PGR Foto: Internet

    Ofrecen recompensa para localizar a 12 personas

    El gobierno de México ofrece hasta un millón y medio de pesos a quienes proporcionen información que coadyuve a la localización de 12 personas, así como a la detención de sus captores.

    Leer Más
  • Detienen a líder de Cártel Foto: Internet

    Detienen al líder del Cártel del Noreste en NL

    La Agencia Estatal de Investigaciones (AEI) dio otro golpe al Cártel del Noreste (CDN), en esta ocasión al capturar a su líder máximo en Nuevo León, identificado como Gerardo Elías Matamoros Garza, informó la Procuraduría de Justicia del Estado.

    Leer Más
  • Arturo Muñoz Foto: Internet

    Aseguran a sujeto que mató a niña hace 22 años en Iztapalapa

    Investigaciones de gabinete y campo realizadas por la Fiscalía de Mandamientos Judiciales de la Procuraduría General de Justicia capitalina permitieron ubicar a Arturo Muñoz Piñón, contra quien existía una orden de aprehensión por los delitos de homicidio, en agravio de una niña de dos años, ocurrido el 7 de septiembre de 1994 en una vivienda ubicada en la delegación Iztapalapa; y de corrupción de menores en perjuicio de las hijas y hermanos de su entonces concubina.

    Leer Más